24/03/2022

Una breve historia del Fiat 500

Cuando empiezas a compartir coche con SHARE NOW, tienes acceso a miles de vehículos directamente desde tu smartphone. Nuestra flota está formada por algunas de las marcas más emblemáticas y famosas del mundo del automóvil. En la segunda parte de esta miniserie, echamos la vista atrás y analizamos qué ha hecho de los coches del pasado los iconos que son hoy. Nos dirigimos a Italia en busca de un coche que ha cautivado el corazón de más gente que ningún otro en las últimas seis décadas y media.

umit-yildirim-5CLy2XBCAjA-unsplash
Nace el Cinquecento

En 1954, cuando Dante Giacosa, de la empresa Fiat, comenzó a trabajar en el 500, Italia se encontraba en un período de optimismo de posguerra. Al igual que lo que Alec Issigonis estaba haciendo en Inglaterra en la Morris Company con el MINI, el énfasis estaba en la simplicidad. El 500 debía ser asequible, funcional y económico. Algunos dicen que fue el primer coche de ciudad diseñado para este fin, pero todos coinciden en que Giacosa dio a luz a una verdadera forma de vida para los habitantes de la ciudad italiana, que seguiría siendo popular durante más de 60 años. Lanzado como Nuova 500 en 1959, el Cinquecento original medía poco más de 2,9 metros de largo.

© Imágen: Ümit Yıldırım / Unsplash

robin-ooode-9uxJt-LtqKU-unsplash
La inventiva italiana

El Fiat 500 original debe su nombre a su motor. Construido con un motor bicilíndrico de 479 cc (500 cc nominales, de ahí su nombre), solo producía 13 CV. El diseño no tardó en inspirar derivados y versiones modificadas de este popular coche urbano. En 1958, nació la Nuova 500 Sport. La potencia se incrementó a 21,5 CV y, lo más importante, el diseño de competición en color crema y rojo llegó a las calles. Siguieron otras variantes, como el 500 Giardiniera Estate (1960), el Fiat 500 F (1965) con sus famosas "puertas de suicidio" traseras, y la furgoneta 500 Furgoncino (1969).

© Imágen: Robin Ooode / Unsplash

lukasz-czeladzinski-kjmmwqzFlbY-unsplash
Modelos de carrera Abarth

Al igual que John Cooper experimentaba con una versión de competición del MINI en Inglaterra, Karl Abarth se divertía con el Fiat 500 de 1964. El diseñador de origen austriaco, que más tarde se nacionalizó italiano y cambió su nombre por el de Carlo Abarth, comenzó a aplicar una serie de mejoras mecánicas para aumentar la velocidad máxima del pequeño Fiat hasta los 140 km/h. También mejoraba la estabilidad y la refrigeración con esos icónicos arcos abocinados. El Fiat Abarth 695 SS se lanzó en 1966 y, de los 1.000 modelos producidos, se cree que solo quedan 150 en la actualidad.

© Imágen: Lukasz Czeladzinski / Unsplash

jonathan-bean-Q5BVSGt9Ljc-unsplash
Arrivederci, mi viejo amigo

Fiat dejó de producir el Fiat 500 en agosto de 1975. Después de 18 años y casi cuatro millones de coches construidos, el último Cinquecento salió de las líneas de producción de la planta de SicilFiat en Palermo, Sicilia. Su sustituto, el Fiat 126, lanzado dos años después, nunca llegó a cautivar a los europeos. El Fiat 500 no fue solo un coche de excelente diseño, ni un coche que se hizo famoso simplemente por ser un éxito de ventas, sino que fue un verdadero fenómeno cultural: una pieza de ingeniería que capturó un tiempo y un lugar en la historia social, consolidando su estatus de icono tanto en Italia como en el extranjero.

© Imágen: Jonathan Bean / Unsplash

SN Brand-Imagery FIAT500 002 ID 1219
El renacimiento del 50 aniversario

Para celebrar el 50º aniversario de su modelo de coche más emblemático, Fiat presentó en 2007 su moderna reinterpretación del 500. Aunque conserva el aspecto y la sensación del coche clásico original, los toques modernos lo han traído al siglo XXI. El motor montado en la parte trasera desapareció en favor del motor delantero, ahora estándar, y se incorporaron varias características modernas del Fiat Panda. El nuevo diseño fue un éxito inmediato, y en 2012 Fiat había producido más de un millón de ellos. Esta actitud de rediseño nunca ha desaparecido y, hoy en día, Fiat produce varias variantes del 500, incluyendo el Fiat 500C descapotable y el Fiat 500X, con vocación de aventura.

share-now-infleeting-fiat500-e-3 1-paris-1 ID 8887
El 500 eléctrico del futuro

El relanzamiento del Fiat 500 en 2007 fue un éxito, pero a finales de la década de 2010, los fabricantes empezaban a mirar al futuro. El Fiat 500e 100% eléctrico se presentó en marzo de 2020 en Milán. Con un motor eléctrico de 87 kW (116 CV) y alimentado por una batería de iones de litio de 42 kWh, la nueva generación del 500 pretendía mantener el diseño del apreciado coche original y llevarlo a la era de los coches eléctricos. Con la variante de configuración de 3+1 puertas, incluso han reaparecido las famosas "puertas de suicidio", y la herencia del Fiat 500 parece tener unos cuantos años más por delante.

Hay muchos paralelismos entre el Fiat 500 y el MINI original: ambos nacieron por necesidad a finales de los años 50 y se convirtieron en iconos culturales en los 60, antes de ser relanzados a principios de los 2000. Hoy en día, ambos son totalmente eléctricos. Pero hay un cierto encanto añadido en la forma en que el Fiat capturó la creatividad y el optimismo de aquellos años de posguerra, un encanto que lo diferencia incluso del MINI. Si no nos crees, súbete a un Fiat 500 de la flota SHARE NOW y lo entenderás.